16/1/10

Grafomotricidad.- 7. Evolución del grafismo.- 1 -

Factores de desarrollo del grafismo.
Ajuriaguerra señala dos pilares básicos que inciden directamente en el desarrollo de la escritura:

- El ejercicio específico.

- El desarrollo motor.

El ejercicio.- Todos sabemos que la realizacióm de ejercicios como la pintura, el dibujo, la grafomotricidad... contribuyen a mejorar la escritura. El niño que escribe mucho y se le orienta convenientemente escribirá mejor que el niño que escribe menos o no se le orienta de una forma edecuada.
El libro titulado "Treinta semanas de grafomotricidad" aparece una frase de Liliane Lurçat que, según mi parecer, lo explica perfectamente " En cuanto hay repetición, el cambio es posible"
En la misma línea, este libro hace referencia a la "repetición perfectiva" para referirse a la forma correcta de hacer las repeticiones. Estas dos palabras - repetición y perfectiva -me parecen muy adecuadas porque no hace referencia a cualquier repetición, hace referencia a la repetición perfectiva, a la que sirve para perfeccionar, ahí está el centro de la cuestión.
La repetición debe llevar siempre a perfeccionar lo que hayamos hecho anteriormente, a mejorarlo.

Yo siempre procuro que el niño compare el trabajo que realiza en un momento determinado con el anterior, pienso que es el propio alumno el que tiene que observar su trabajo y comprobar por el mismo que si hace las cosas bien, va mejorando y a la vez comprueba que el esfuerzo merece la pena. Es el momento de valorar y animar su actitud. Para conseguir esta mejora es necesario hacer las cosas despacio, sin carreras y asentando lo aprendido. Todo aprendizaje necesita un tiempo para hacerlo nuestro, para interiorizarlo.

Fomentemos un trabajo bien sistematizado y bien secuenciado. Si un alumno no ha superado el estadio anterior no puede alcanzar el siguiente. Los niños no son como los adultos, tienen pocos recursos par enfrentarse a una situación que les suponga una dificultad insalvable.

Por otro lado si la repetición nos lleva a la rutina, al aburrimiento, a la desgana...entiendo que es mucho mejor no hacer nada. Trabajando con estas premisas de base, no se produce ni el perfeccionamiento ni el aprendizaje. Y si esto ocurre así, entiendo que es mejor cortar la actividad y dedicarse a otra cosa.

Desarrollo motor.- La escritura refleja el nivel de desarrollo motor del niño que escribe. Ajuriaguerra, en el libro abajo citado afirma que: La escritura es el producto de una actividad psicomotriz extremadamente compleja en la que intervienen varios factores: La maduración general del sistema nervioso, el desarrollo psicomotor general, el desarrollo a nivel de actividades de manos y dedos...

El niño que ha trabajado en su cuerpo el concepto de izquierda- derecha por ejemplo, con otros apoyos (una señal en lado izquierdo del papel...) tendrá menos problemas para entendernos cuando le expliquemos que tiene que empezar a escribir en el papel de izquierda a derecha. De la misma manera también nos entenderá más facilmente cuando le expliquemos, por ejemplo, que el número uno tiene que escribirlo empezando por la izquierda...
Para saber cual es la izquierda en un papel, tendrá que saber primero cual es la izquierda en su cuerpo, ( a veces también tenía que buscar otras estrategias para que interiorizase la izquierda en su cuerpo).
Por otro lado, el niño que ha rasgado, tirado y botado pelotas, jugado a los bolos, ensartado anillas o aros... que ha trabajado mucho con sus manos, controlará mejor los movimientos de un lápiz que otro que ha manipulado menos. Si un niño no tiene fuerza en sus manos, su escritura será temblorosa y le resultará difícil seguir líneas con la precisión necesaria para realizar las letras...



Ajuriaguerra, J.: La escritura en el niño. Editorial Laia. Barcelona, 5ª edición. 1984.
Rico Vercher, M.: Treinta semanas de Grafomotricidad. Editorial Marfil, S.A. Alcoy- España. 1988.