15/11/09

Escritura. - 21 -. Niños zurdos. - 2 -

Los niños zurdos en el colegio.- Si abordamos el tratamiento didáctico de los niños zurdos totales o zurdos homogéneos, (zurdos de mano, ojo, pie...) según algunos investigadores cifrado alrededor del 2´2 %, es necesario tener en cuenta una serie de factores para facilitar su aprendizaje. El aprendizaje de la escritura es difícil para todos los niños y en el caso de los niños zurdos esta dificultad es mayor. Por esta razón creo que deberíamos ser más cuidadosos de lo que habitualmente somos con estos niños. Yo pasé unos años que esta dificultad ni me planteaba, me decían que había que dejar que cada uno escribiese con la mano que quisiese, que no se podía cambiar y para mí era suficiente. Si el niño escribía con la mano izquierda, lo catalogaba como zurdo y ya no volvía más sobre este tema.

La escritura se va desarrollando de izquierda a derecha en niños zurdos y diestros, en el caso de niños zurdos su tendencia natural sería la de escribir de derecha a izquierda, por lo tanto tienen que adaptarse a escribir en contra de lo que para ellos sería más natural. Otra dificultad, posiblemente una de las más visibles, se produce al ir tapando lo que escriben por la posición de la mano, esto no sólo les impide ir leyendo lo que escriben, también suelen emborronar el texto (sobre todo cuando escriben con lápiz)

Mabel Condemarín y otras, señalan que las dificultades del niño zurdo al escribir hace que busque soluciones compensatorias que le traen nuevas dificultades:
1.-Crispar el hombro izquierdo acercando su brazo al tronco.
2.-Inclinarse a la derecha para movilizar mejor su brazo.
3.-Colocar su mano por encima de la línea , para dejarla libre..Es la llamada "posición de gancho", en que la muñeca izquierda está encorvada sobre la línea de escritura.

Debido a las dificultades mencionadas, apuntan una serie de soluciones más adaptativas:
- Colocar el papel en el campo izquierdo.
- Inclinar el papel hacia la derecha.
- Colocar la mano por debajo de la línea como los diestros.
- Realizar el movimiento de progresión izquierda a derecha, de forma similar al diestro.
- El educador, para ayudar al niño que está escribiendo, debe colocarse en el mismo lado de la mano que el niño usa para escribir.

Frente a la postura de algunos investigadores, expuesta en alguno de los libros que he citado y que no ven dificultades en la vida escolar de los niños zurdos, yo no opino lo mismo. En primer lugar, a mí ya me crea una inseguridad notable trabajar con estos niños si no tengo un diagnóstico claro que me explique claramente cual es la situación de estos alumnos. En segundo lugar, por lo menos en los colegios en que estuve, estas situaciones no se tienen en cuenta. Las pruebas de lateralidad que se han hecho a mis alumnos, las he pedido yo expresamente. En tercer lugar, el mundo y su funcionamiento está orientado para los diestros, por lo tanto el niño zurdo tiene que llevar a cabo un proceso de adaptación a un mundo que, en principio, no está pensado para él. Para mí es evidente que los niños zurdos necesitan un tratamiento escolar distinto de los diestros. Por supuesto no quiero decir con esto que el niño zurdo, por el sólo hecho de serlo, se le presente un mundo escolar lleno de problemas, no es eso. Afirmo que la enseñanza en el caso de niños zurdos necesita una atención especial fundamentalmente en el inicio del proceso lecto-escritor. Hago esta afirmación porque, cuando empecé a ser consciente de la situación escolar de los niños zurdos y empecé a observar lo que ocurría, comprobé lo siguiente:

- Tienen una tendencia a hacer los giros invertidos, y suelen cometer errores con más frecuencia en la reproducción de las letras que los diestros (grafías).

- Les cuesta más trabajo interiorizar la direccionalidad de nuestra escritura que va de izquierda a derecha.

- Es necesario tener la precaución (si se utilizan mesas compartidas como suele ocurrir en Educación infantil -hexagonales o dobles -)de sentarlo del lado izquierdo para que pueda colocar el brazo más cómodamente y realizar la escritura con mayor facilidad.

- Como la mayoría de una clase es diestra, tienden a repetir actitudes de los niños diestros, unas veces por imitación y otras, por inercia. Observé esto muchas veces en la forma de colocar sus fichas; a veces, las colocan igual que los diestros.

- A mí me cuesta bastante trabajo conseguir que estos niños se acostumbren a escribir colocando la mano por debajo de la línea de escritura. No olvidemos que una mayoría aplastante de niños zurdos colocan la mano sobre o por encima de la línea de escritura y si esto no se trabaja y corrige en Educación Infantil, (cuando empiezan a escribir) resulta bastante difícil erradicar esta postura posteriormente, cuando ya la tienen afianzada.

-Yo pienso que el niño zurdo, en general, tiene que esforzarse más que el diestro. Por supuesto, he tenido y tengo alumnos zurdos fantásticos y no tan buenos, como ocurre con los alumnos diestros.

CONDEMARÍN, M.; CHADWICK, M.; y MILICIE, N.: "Maddurez escolar" CEPE, Madrid, 1985.

1 comentario:

Anónimo dijo...

HOLA SOY ANA

GRACIAS POR ENTENDERNOS YO SOY ZURDA Y TODO LO QUE DICES SOBRE LOS ZURDOS ES CORRETO TENEMOS MUCHAS DIFICULTADES PARA APRENDER